BIENVENIDOS AL BLOG DE SENDERISMO POR LA COSTERA Y MÁS

Este blog está dedicado al senderismo familiar por la comarca de la costera y de sus alrededores. Se trata más de plantear posibilidades de ocio en la naturaleza de nuestro entorno, en la que de una forma amena podamos disfrutar de nuestros paisajes. Pero no solo eso, queremos que sea un poco más, y posiblemente incluiremos excursiones, lugares de picnic, rutas en otras comarcas, y mucho más...

PARA SUBIR FOTOS O ARTÍCULOS Y COLABORAR

martes, 22 de enero de 2013

VIAJE A TURQUIA: DIA 1 - LLEGADA A ESTAMBUL

Con todo decidido y los billetes impresos en el bolsillo, solo nos faltaba escoger la forma de llegar al aeropuerto. Para ello optamos por un aparcamiento cerca del aeropuerto (parking victoria) en el que te alojan el coche, te llevan al aeropuerto y te recogen de él el día del regreso, si lo pides a la vuelta de dejan lavar gratuitamente el coche, y todo por menos de lo que cuesta dejar el coche el aparcamiento de larga estancia del aeropuerto (menos de 40 Euros 8 días).



Una vez en el aeropuerto, hay que estar 2 horas 30’antes del despegue, tuvimos tiempo de almorzar en él, comprar unas revistas para el vuelo y coger el vuelo con destino Estambul que salía sobre las 14:00 desde el aeropuerto de Manises. Era un vuelo de línea regular con Turkish Airlines (catering a bordo incluido), bastante cómodo aunque duró casi cuatro horas que realizamos sentaditos en la misma butaca.
Para aquellos no acostumbrados a los vuelos hay que recordar que hay que facturar las maletas, recoger los billetes y pasar a la zona de embarque con mucho tiempo de antelación (El mostrador de facturación cierra 45 minutos antes de la salida.
El embarque a la nave propiamente dicha se realizar cuando faltan 30 ò 40 minutos (suelen indicarlo en las pantallas y estar pendiente de ello).
El vuelo fue tranquilo, con una película malísima (que estaba en turco y en inglés) y un pequeño catering (pequeño como todo en los aviones si se vuela en turista) y como no, un obsequio de unas avellanas turcas que estaban deliciosas. El trayecto también presenta sus estadísticas de velocidad y altura que pueden verse en las pantallas durante el vuelo, y aunque variaba a lo largo del recorrido, la velocidad estaba entorno a los 880 km/h y la altura entorno a unos 11.000 a 12.000 metros.



La aventura propiamente dicha llegó con la llegada al aeropuerto de Estambul, no conocíamos el aeropuerto, seguimos a la masa y nos colocamos en la cola de revisión de pasaportes. Para nuestra sorpresa, debíamos obtener un visado antes de acceder a los pasaportes (pago de 15 Euros) que no habíamos realizado así que tuvimos que volver atrás pagar y volver a hacer la cola. Cuando salimos de allí la única maleta que quedaba era la nuestra, la cinta estaba parada y no había nadie. Salimos con un susto en el cuerpo a buscar la persona de contacto y allí no había nadie. Recorrimos todos los carteles buscando a la persona de contacto pero nada, nos invadió la duda de si hicimos bien en coger el viaje o había sido un error. Mirando a nuestro alrededor observamos que otra pareja que habíamos visto en el vuelo también tenían cara de haber sido abandonados y entablamos conversación (al menos no estábamos solos). Al cabo de unos minutos conocimos a más gente en la misma situación, y finalmente apareció nuestra “guía durante el viaje”.


Esperamos con ella un buen rato a que apareciese el resto de los viajeros que venían en otros vuelos para desplazarnos todos juntos hasta el hotel con un autobús.
El hotel al que nos dirigimos era el GRAN EMIN . Yo esperaba encontrarme un barracón en un camping, por el precio que había pagado no esperaba más. Pero al llegar y pese a que en Internet había leído malos comentarios sobre él, me encontré con un hotel bastante mono, un servicio muy desigual (unos eran simpáticos y otros valía la pena no haberlos conocido), unas habitaciones completas y que su principal defecto era que a través de las paredes se podía oír todo. Vamos que la sorpresa fue generalizada, esperábamos un hotel patético pero era en realidad un hotel decente. La Ubicación del hotel presentaba su característica peculiar en cuanto llegaba la noche, cambiaba la fauna nocturna convirtiéndose en zona de gran ciudad con lo que ello puede conllevar (zona poco recomendable para niños e incluso para algunos adultos). Dentro del hotel y en cualquier parte de el había acceso a WIFI, con lo cual podíamos comunicarnos por mensajería.
Como no habíamos cenado decidimos salir a comprar unas cervezas y comer un poco en algún local de la zona. Todo muy bien cuando de pronto una pelea callejera estaba frente a nosotros, dos grupos de personas enzarzadas en una pelea de la de película. Drogadictos esnifados de pegamento hasta las cejas, que con solo respirar te podían pegar la suela del zapato. Prostitutas de pelos de colores en las calles y lo mas llamativo pocas mujeres por la calle.
Nos acercamos a un kebab y por un módico precio (5 Euros) comimos 2 kebab’s y dos bebidas (refrescos), todo el grupo reunido charlamos y entablamos relación ese primer día. Era el preludio de la gran amistad que surgiría ya que lo mejor del viaje fue sin duda las risas y fiesta que llevamos en todo momento.
Había que retirarse al hotel que a las cinco de la mañana tocaban diana para salir en dirección a Ankara.
El viaje había comenzado emocionante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NORMAS SOBRE LOS COMENTARIOS "AQUI"